Massachusetts rechaza la propuesta de Uber y Lyft sobre sus falsos autónomos

Massachusetts rechaza la propuesta de Uber y Lyft sobre sus falsos autónomos​


Las empresas de transporte, incluidas Uber, Lyft, DoorDash e Instacart, sufrieron un revés en Massachusetts, ya que el tribunal superior del estado rechazó sus propuestas electorales que buscaban consolidar el estado de sus conductores como autónomos y protegerse de la responsabilidad por los juicios pendientes de sus trabajadores.

El Tribunal Judicial Supremo de Massachusetts (Nueva Inglaterra) ordenó este martes que se eliminaran las dos propuestas de las papeletas electorales de noviembre, esencialmente porque se extralimitaron al abordar dos cuestiones de política separadas cuando la ley estatal requiere que los temas de un referéndum electoral estén relacionados. El tribunal dijo que las propuestas no solo fallan en la prueba del tema relacionado, sino que también se presentan de una manera que podría ser confusa para los votantes.

Las empresas han inyectado más de 17 millones de dólares en una campaña diseñada para ganarse a los votantes en noviembre. La idea central de su campaña es su promesa de proporcionar un nivel mínimo de compensación y beneficios a los conductores sin que sus empleados sean dados de alta en la Seguridad Social.

Las leyes propuestas habrían clasificado a un conductor “como un autónomo y no como un empleado” de una empresa de red, independientemente de la clasificación de los controladores basados en aplicaciones según la ley existente. También especificaron un nivel mínimo de compensación y beneficios para los conductores. Al final, en la letra pequeña, había otra disposición que limitaría la responsabilidad extracontractual de las empresas por la mala conducta o negligencia de sus conductores.




El tribunal dijo que las secciones relacionadas con la responsabilidad no solo no están lo suficientemente relacionadas con las primeras secciones sobre la relación entre la empresa y el conductor, sino que están añadidas al final y son «confusamente vagas y abiertas».

De hecho, Uber, Lyft y las otras empresas, lanzaron la campaña después de que la fiscal general del estado, Maura Healey, demandó en julio de 2021 a Uber y Lyft alegando que sus conductores deberían ser considerados empleados según la ley estatal. Un tribunal estatal rechazó la oferta de las empresas de transporte para que se desestimara la demanda de Healey.

El fallo es un golpe significativo para las empresas y plantea dudas sobre la viabilidad de su modelo de negocio.

Leer más...

Fuente : https://todotaxi.org/
 
Arriba